Prologo oficial de la mujer cimiento de una mejor sociedad

La Mujer con el paso de la historia nos ha demostrado la gran capacidad que tiene para distintas actividades en nuestra sociedad, en el pasado la función primordial ante la sociedad era la de madres o amas de casa y en la actualidad se ha sumado otra actividad más personal como lo es la profesional; la sociedad misma se lo ha agradecido aunque no de la forma idónea, y de cierta manera en esta nueva faceta, la mujer ha luchado por la equidad de género y a tenido grandes logros que la han aceptado en el mundo profesional, en el pasado grandes mujeres nos han enseñado que; (Indira Gandhi) la mujer para liberarse debe sentirse libre, no para rivalizar con los hombres, si no libres en sus capacidades y personalidad; por otro lado nos enseñan (Marie Curie) que no podemos construir un mundo mejor, sin mejorar a las personas, y que el camino no es fácil ni rápido para lograrlo pero definitivamente no hay mejor forma de vivir que intentándolo con buenas acciones; también nos enseñan (Gabriela Mistral) que la educación es tal vez la forma más alta de buscar a Dios y que el futuro de los niños es hoy, mañana podría ser demasiado tarde, educa desde la infancia para que no sean castigados de adultos, si vas a decir algo, no digas lo que piensas, piensa lo que digas; pero hay quienes aconsejan (Frida Kahlo) que no vivas con el dolor por que podría quedarse a vivir contigo, no creas que nacer sin privilegios te hará hacer menos y si no amas lo que haces no te demores para hacer lo que ames, y quien era un experta en el arte de amar (Madre Teresa De Calcuta) nos enseñó que debemos hacer las cosas ordinarias con amor extraordinario, y aunque no todas pueden lograr grandes cosas, si pueden hacer cosas pequeñas con un gran amor y quien nos predica con grandes valores y sabiduría (Buda) nos enseña que así como cuidas tu exterior cuida tu interior porque son uno mismo, que el odio es como tomar veneno y esperar a que lo otro muera, que nuestro pasado nos indica el presente y nuestro presente nos muestra el futuro, que la victoria más grande es la que logras en ti misma y que definitivamente el dolor es inevitable pero el sufrimiento opcional, y por último que no hay ser más rico en la tierra que el que menos necesita.

Hoy como siempre; La mujer es un pilar fundamental, que de forma natural durante toda su vida ha sostenido este techo llamado sociedad.

No obstante la mujer biológicamente y físicamente tiene grandes capacidades, cualidades y dones, los cuales se han puesto de manifiesto a lo largo de la historia y que en definitiva debemos de señalar y reconocer, pero no debemos de volvernos conformistas, siempre se puede mejorar de manera positiva, en un mejor control de sus emociones, una planeación adecuada de sus actividades, una organización conforme a sus prioridades optimas, persistencia en sus decisiones correctas, superarse en lo personal y lograr un desarrollo adecuado en lo profesional, todo esto sin perder de vista el fin común de una sociedad de éxito.

Pero, que sería de esos cambios positivos o de grandes logros profesionales, si por otro lado descuida la estructura del pilar que protege y sostiene de esencia por naturaleza propia la mujer.

Cómo lograrlo sería la pregunta?

La respuesta que más se apega a la realidad está basada en la formación y la educación de valores, los cuales se pueden implementar con disciplina y enseñanza práctica, desechando aquello que la obstaculiza y no le permite seguir evolucionando de forma adecuada.

La mujer tiene que valorarse a sí misma y la sociedad reconocérselo a diario para que la motive a seguir adelante, mas sin embargo, tocar el tema de cómo mejorar en su persona o en su esencia; Es un tema de amplio criterio y que tiene que ser tratado de forma tan objetiva y paralela a su propia naturaleza de ser mujer; Razón principal del tema a impartir, que retoma, la forma más delicada y sutil de beneficiar a la mujer misma en su actuar y formar del día con día; El beneficio se verá reflejado en el de una mujer con amplio criterio para visualizar su entorno social y con grandes valores y principios para aplicar y fomentar el maravilloso propósito y la tan importante tarea de consolidar la cimentación del presente y futuro de una mejor sociedad mexicana.

CONFERENSISTA LIC. HECTOR RAMSES ORDUÑO DAVALOS